Una lección de Guatemala para el mundo, nunca es tarde para hacer justicia

Otilia Lux de Coti, es una activista maya k’iché de Guatemala. Fue una de las investigadoras de la Comisión para el Esclarecimiento Histórico de las violaciones de derechos humanos y los actos de violencia durante el conflicto armado interno de Guatemala.
Guatemala esperó mucho tiempo para hacer realidad el sueño de justicia. Pero en 2013, un tribunal condenó al ex presidente Efraín Ríos Montt por genocidio contra la población maya ixil durante el conflicto armado interno de ese país.
De nuevo, en febrero de 2016, la justicia reconoció que se cometieron actos de violencia sexual contra las mujeres maya q’eqchíes, lo que consituye un crimen de guerra y de lesa humanidad.
Ese oscuro y doloroso capítulo de la historia de Guatemala fue aclarado gracias a que las mujeres indígenas rompieron el silencio, dijo Otilia Lux de Cotí, una educadora y activista maya k’iché que participó de la Comisión para el Esclarecimiento Histórico sobre las violaciones de derechos humanos en Guatemala.


Foto: Radio ONU/Rocío Franco