Se inauguró la Feria del Libro Infantil y Juvenil en el CCK

La feria ofrece, como todos los años, talleres artísticos, obras teatrales, musicales y cuentacuentos, así como también la oferta de más de un centenar de sellos editoriales, jornadas booktubers y venta de libros a mitad de precio para bibliotecas populares.

En la planta baja del CCK se dispusieron los stand de las editoriales donde cientos de chicos se acercan a preguntar por autores favoritos, días de firmas y también por los precios de los textos. Mientras los docentes recorrían los pasillos con sus alumnos, un payaso entretenía a un nutrido grupo de chicos con actos de magia y globología a la espera del corte de cinta.

La Presidenta del Comité Organizador de la Feria del Libro Infantil y Juvenil, Betina Cositorto, comentó que “este es el encuentro con mayor bibliodiversidad, entidad y calidad de libros, donde todos podrán encontrar buenos precios, ofertas y una enorme programación cultural con talleres participativos. Es la mejor opción en las vacaciones de invierno porque es un espacio que permite que se visite muchas veces por la cantidad de espectáculos que abarcan todas las artes, música, teatro títeres, narración y, por supuesto, libros”.

En el primer piso funcionan dos salas: la “Zona Creativa”, creada para que chicos de 4 años en adelante se relacionen con las artes mediante talleres de escritura, de encuadernación, producción de objetos, murales, dibujos, y juegos de expresión; la otra sala para la misma edad es el “Rincón de Ciencias Melquiades”, con experimentos con luz, sonido, agua y aire, y todo lo concerniente a las ciencias.

La plaza seca circular -en la planta baja, debajo de la panza de La Ballena-, alberga a los sellos editoriales y la sala Argentina, un auditorio modelo con butacas para 540 personas que se encuentra en el segundo subsuelo, contará con citas especiales como el encuentro booktuber “Lectores activos”, previsto para el 18 y el 19 de julio.

El próximo sábado abrirá sus puertas Tecnópolis, la otra sede de la Feria del Libro Infantil y Juvenil, ubicada en General Paz entre Constituyentes y Ricardo Balbín (Villa Martelli), que permanecerá abierta hasta el 31 de julio.