Detuvieron al jefe de la barra brava de Talleres de Remedios de Escalada

El líder de la barra de Talleres, Carlos Ponce, fue detenido hoy a la madrugada en la Villa 3 de Febrero junto a otros 11 integrantes tras los incidentes ocasionados el domingo en el partido frente a Defensores de Belgrano.
Ponce, el líder detenido, formaba parte del movimiento de Hinchadas Unidas Argentinas, una organización que juntaba a todos los jefes de las barras bravas de los clubes del fútbol argentino para el Mundial de Sudáfrica 2010. Además, integró la lista de los ‘capos’ que fueron deportados de las tierras africanas por decisión de la Interpol y por pedidos de Argentina e Inglaterra.

Los allanamientos comenzaron en la noche de ayer luego de que el partido fuera suspendido por el árbitro Pablo Dóvalo a los 24 minutos del primer tiempo con el marcador empatado en cero. De acuerdo al entrenador del conjunto albirrojo, Cristian Aldirico, “los problemas se produjeron porque la policía le impidió el ingreso a ciertos hinchas que no tenían entradas”.
Como consecuencia, varios autos terminaron destrozados por los piedrazos y las balas de goma que dispararon los uniformados y un patrullero acabó incendiado. En cuanto a la sanción deportiva, Juan Manuel Lugones, el titular de la Aprevide, organismo encargado de la seguridad de los espectáculos deportivos en la provincia de Buenos Aires, adelantó a la agencia de noticias DyN que “Talleres pasara un buen tiempo si jugar en su cancha”.

por Bautista Esandi