Deportes que no sabías que existían

En MARCA PERSONAL en general hablamos mucho acerca del fútbol, rugby, tenis, basquetbol, hockey, etc… pero hoy les proponemos contarles acerca de deportes que probablemente la mayoría no conozca, por razones obvias. Cuando somos chicos a veces imaginamos o vemos en películas,series o revistas, juegos que son imposibles de realizar por razones físicas o porque resultan tan extremos que no se nos pasa por la cabeza intentarlo nosotros o algún otro ser humano más.
En mi caso particular, a mí me gustaba mucho el Quidditch, el deporte por excelencia de las historias de Harry Potter, algo similar a nuestro querido “Pato”, donde se intenta pasar una bola en diferentes anillos puestos en extremos de la cancha, pero con el adicional de que en lugar de desplazarse a caballo, los deportistas lo hacían en escobas voladoras. Una sorpresa grande para mí fue descubrir que el Quidditch fue declarado un deporte oficial en la vida real en el 2005, donde dos equipos de siete jugadores montados en escobas juegan en un campo del tamaño de una pista de hockey. Es obligación trasladarse corriendo con la escoba, estas tienen que estar debajo de las piernas por más que no te hagan volar y en el caso de la “Snitch” dorada, atan una pelota de tenis dentro de una media y se la “ponen de cola” a un corredor al cual hay que atrapar. Pero más allá de estas “modificaciones” que por naturaleza hubo que hacerle al deporte de los magos, existen otros que realmente pasan la raya de lo desopilante:

1. Cargando a tu esposa
Proviene de Finlandia y se explica bastante bien por sí sólo – es un deporte en el que los hombres compiten en una carrera especial de obstáculos en el menor tiempo posible- mientras cargan a su compañera de equipo en sus espaldas. Existen 3 formas de cargarla: a cuestas, “acarreo de bombero” (sobre el hombro), o estilo de Estonia (la que se puede ver en la imagen). La última es obviamente la más popular. El orgulloso ganador del campeonato mundial realizado en Sonkajärvi (Finlandia) se lleva a casa el peso de su esposa en cerveza.

cargando-a-tu-esposa

2. Hockey sobre hielo submarino al revés
Nueva moda entre los buceadores australianos y los amantes de los deportes extremos, los espectadores están obligados a ver los partidos a través de monitores. Las reglas de este deporte son bastante similares al juego clásico. Lo que lo hace aún más extremo es que se juega bajo el hielo y sin oxígeno en una pista de 6 metros de ancho por 8 metros de largo. Cada período tiene una duración de 10 minutos con un descanso de 10 minutos para que los buceadores se calienten. Los jugadores tienen que ir a la superficie en busca de aire cada 30 segundos por lo menos.

3. Chess boxing (boxeo de ajedrez)
El más raro para terminar: el “ajedrez + boxeo”. Estos dos deportes se fusionaron entre sí porque el boxeo, al igual que un juego de ajedrez, es el intento estratégico de ser más astuto que tu oponente, más allá de la fuerza física. Este desafío requiere tanto cerebro como músculos. Acá, los jugadores se alternan entre el juego de ajedrez y el boxeo después de cada ronda, ya sea tratando de derribar al otro o hacer un jaque mate. El juego dura hasta 11 rondas y el ganador se determina por quien gana el juego de ajedrez, o noquea al oponente, o por decisión de los jueces al final (por puntos).
Principalmente se juega en Alemania e Inglaterra. Ganó su popularidad gracias al cómic “Frío Ecuador”, escrito por el dibujante francés Enki Bilal.

chess-boxing

Ver el video

por

Federico Perez Vecchio